POLÍTICA AMBIENTAL

¡Nos importa mucho nuestro planeta!

¿DESEA QUE LE LLAMEMOS?

En Viemose/DGS nos importa mucho nuestro planeta. Las prácticas y los productos que ofrecemos pretenden crear un futuro en el que el cultivo hortícola sea más limpio y más ecológico.

Nuestra solución de cultivo vertical contribuye a la reducción de la enorme huella de carbono causada por el transporte de productos cultivados. Además, permite que la producción esté ubicada junto a los clientes.

Nuestro sistema MGS está diseñado para reducir el consumo de energía y de agua. El uso de nuestro sistema MGS permitirá un aumento de la producción del 25-30 % por metro cuadrado, en comparación con otros sistemas de mesas de invernaderos, reduciendo así de forma significativa el consumo de energía por planta. Además, mediante el cuidadoso ajuste del uso de agua de acuerdo con las necesidades específicas de la planta, se reducen aún más el consumo de energía y de agua.

Por si fuera poco, el agua de riego se recopila en un depósito de retorno, donde se purifica y recicla, lo que evita el uso innecesario tanto de agua como de fertilizantes, y de esa manera contribuye a un medio ambiente más limpio y más ecológico para todos nosotros.

Con nuestros sistemas MGS y de cultivo vertical, ayudamos a aumentar la eficiencia y la eficacia del sector hortícola, y facilitamos un enorme incremento de la producción utilizando menos recursos.

Nuestro sistema MGS reduce el consumo de agua 30 veces en la producción de lechugas y especias. Además, nuestra solución purifica y reutiliza el agua de riego, lo que evita innecesarios residuos de fertilizantes y de esta forma contribuye a un agua más limpia en el futuro.

Nuestra solución de cultivo vertical ayuda a fomentar la industrialización inclusiva y sostenible. Permitiendo que la producción hortícola pase a formar parte de la estructura urbana, se reduce considerablemente la enorme huella de carbono causada por el transporte de productos cultivados.

Nuestros sistemas MGS y de cultivo vertical ayudan a asegurar patrones de consumo y producción sostenibles, controlando cuidadosamente los recursos utilizados en la producción, y evitando el uso innecesario de agua, energía, fertilizantes y transporte.